Ella es un atardecer que miente al caer la noche. Yo hago equilibrismos con las palabras y le digo: «Suelta tus mentiras y tus sentencias capciosas que yo me defenderé con toda mi verdad». Ella contesta un suspiro que se evapora antes de nacer y sale por la puerta cabizbaja. ¿Dónde va? No sé dónde va. Ella es un atardecer y para ellos lo peligroso y prohibido de la noche resulta tan atractivo como el canto de sirena al marinero. Sí, los atardeceres suelen convertirse en noches densas de luna amarilla extravagante y suelen arrastrar a los de su alrededor a esa misma oscuridad.

Ella se va, se marcha deslizándose y yo suelto mi verdad: ¡Lo nuestro son frecuencias perdidas en la niebla, un amor en psicofonía! Y oigo su llanto allá lejos. Un llanto inalcanzable, de otro mundo. Un llanto tan profundo y desconsolado que, si no fuera un atardecer, sería fingido.

¿De verdad no lo ves? Que si caes me arrastras, que seremos tan solo una gran nube más negra que el fondo del mar. Que el tiempo pasa y nunca, jamás nada está bien. Siempre queda una mota de polvo que nadie ha aspirado en un rincón. Y nosotros seguimos aguantándonos siempre por un imposible amor que vive de tardes de verano en la playa.

Pero al final siempre vuelve, en el momento más oscuro, cuando parece que nada tiene solución, radiante y llena de luz, para hacer que me pregunte si no seré yo el atardecer. Si no seré yo quien la arrastra a ella a a la noche sin luces. Si no seré yo el culpable, el que deja el polvo sin barrer y luego arrasa todo con su sucia verdad.

Entonces me gusta pensar que, al final, los dos somos iguales y que por eso seguimos juntos zambulléndonos en noches eternas que no podemos eludir. Como dos funambulistas que se quejan del peligro pero desprecian la red y caminan de la mano hasta caer juntos al vacío

¡Lo nuestro son frecuencias perdidas en la niebla, un amor en psicofonía!

Si te gustó, comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza Cookies para mejorar la experiencia